Actividades


Comunicado situación JEP

Comunicado situación JEP

BOGOTÁ - MAYO 2018
 
La apertura al público el pasado jueves 15 de marzo de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP), constituye un hecho histórico para la sociedad colombiana. A pesar de las dificultades políticas y de los desafíos a nivel territorial, legislativo e institucional de la implementación del Acuerdo de Paz, y en especial, del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de no Repetición (SIVJRNR) es un gran avance que el componente de justicia de este sistema se encuentre en funcionamiento y con sus puertas abiertas al público.

Para el funcionamiento e implementación de la JEP y otros componentes del Acuerdo de Paz fue creado el Fondo Colombia en Paz (decreto 891 del 27 de abril de 2017), el cual estaría a cargo de administrar y canalizar los recursos de Estados y Agencias de Cooperación para los propósitos anteriores. En efecto, gran parte del funcionamiento de la JEP durante el año 2017 proviene del Fondo Multidonante de las Naciones, éste hace parte del Fondo Colombia en Paz y es administrado por el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD) y la Oficina Internacional para las Migraciones (OIM). Este proyecto tenía tres objetivos específicos: el diseño y funcionamiento de la Secretaría Ejecutiva y la JEP, diseño del sistema de la información de la JEP; finalmente, apoyo a la participación de víctimas en los diferentes órganos de la JEP, así como la interlocución con estas y sus organizaciones.

Una vez fue nombrada Patricia Linares presidenta de la JEP y los demás magistrados/as de las diferentes salas, inició una discusión al interior del sistema de justicia respecto del mecanismo de gobierno que tendría este sistema, ya que según Néstor Raúl Correa (Secretario Ejecutivo), éstos pretendían retirarle funciones a la secretaría ejecutiva que habían quedado en el Acto legislativo 01/2017 y en la ley Estatutaria de Administración de Justicia de la JEP y que estas reposarían en ciertos magistrados. Lo cual conllevó a generar tensiones entre el secretario ejecutivo y la presidenta. Adicionalmente, se presentó un llamado por parte de la Contraloría General de la Republica a la Secretaría para la presentación de un informe de rendición de cuentas sobre los dineros ejecutados del Fondo Multidonante, informe que no satisfizo los estándares de rendición de cuentas de la Contraloría, y que según Correa éste debería ser presentado a fondo por parte de la Dra. Gloria Ospina, directora del Fondo Colombia en Paz.

El pasado mes de marzo el secretario presentó su renuncia, la cual fue aceptada el 12 de abril por el tribunal. Según declaraciones del señor Néstor Raúl Correa su función ya había culminado logrando poner en funcionamiento gran parte de la JEP: se había logrado la consecución de la sede donde funcionaria este sistema de justicia, la contratación de personal, la seguridad para los magistrados/as y la logística para su apertura y se habían ejecutado con total transparencia los recursos destinados por el Fondo Multidonante para la implementación de la JEP.

Posteriormente a la renuncia del secretario, se comenzaron a develar una serie de irregularidades cometidas por el señor Correa durante su administración por parte de la presidenta de la JEP. Por medio de un comunicado institucional se estableció que el señor Correa se encontraba presionando a los magistrados/as para que adoptarán su modelo de gobierno y no el que pretendían los recientes magistrados. Inclusive el señor Correa los amenazó con dar a conocer la opinión pública una serie de correos que habían cruzado con el Ministro de Justicia y el Derecho donde exponían una serie de conceptos jurídicos acerca del sistema de gobierno de esta jurisdicción, correos que según Patricia Linares fueron obtenidos de manera ilegal. Ya que, según él, poner los conceptos de los magistrados en conocimiento del gobierno era irregular.

Adicionalmente, el comunicado de la presidenta del tribunal realiza una fuerte crítica respecto de la ejecución de los recursos en la administración del señor Correa, ya que hasta la fecha no se cuenta aún con la logística adecuada para que los magistrados/as comiencen su trabajo, la contratación de personal adicional al que estaba establecido (se debían contratar 100 personas y se contrataron 163), la falta de sistemas de seguridad y protección para los magistrados/as. La secretaría tampoco avanzo en el sistema de representación legal de las víctimas, sistema de apoyo psicosocial para las víctimas, sistema de monitoreo y vigilancia de personas beneficiadas con libertad condicional y el sistema autónomo de defensa de los excombatientes de las FARC.

Por esta razón, observamos con amplia preocupación que estas declaraciones trascienden más allá que una diferencia de criterios sobre el mecanismo de gobierno de la JEP, son hechos que deben ser investigados disciplinaria y penalmente. Como en diferentes informes la Corporación ha insistido que la JEP debe tomar todas las medidas necesarias para no adolecer de las mismas vicisitudes de las cuales padece la Jurisdicción Ordinaria. No es conveniente que la JEP se torne en un escenario político donde se entren a dirimir conflictos y generar acusaciones por medio de la opinión publica respecto del mandato y función de cada uno de los órganos que compone este sistema de justicia, más aún cuando las víctimas que son la columna vertebral del Acuerdo.

Desde la Corporación instamos a la Jurisdicción Especial de Paz para que continúe fortaleciendo su sistema de rendición de cuentas, en donde establezcan los recursos que se han invertido en esta Jurisdicción, la planta de personal que labora allí, los casos que ingresan y su ruta dentro de la jurisdicción. Este deber de la judicatura es fundamental como una práctica de transparencia respecto de su quehacer en el ejercicio de la función pública deadministrar justicia, así como una forma de evidenciar los resutados hacia la sociedad. Por otro lado, es pertinente que la ciudadania exija y monitoreé el comportamiento de los funcionarios y organismos públicos para garantizar que se respete la ley.

Respecto de la interceptación de correos por parte del señor Correa, sí la presidenta del tribunal sustenta que fueron obtenidos de forma ilegal es imperioso que presente la denuncia respecto de este hecho con todo el material probatorio que la sustente con el fin de que no quede un manto de sospecha entre la sociedad y las vícitmas. Consideramos que estos hechos afectan la legitimidad de la JEP, así como su confianza por parte de la ciudadanía y las víctimas que esperan que este tribunal garantice sus derechos a la verdad y la justicia y no se quede en pugnas políticas que en nada contribuyen a zanjar las heridas que ha dejado el conflicto armado. Por lo tanto, es imperioso que estos hechos se aclaren de la forma mas transparente posible por medio de los canales judiciales e institucionales pertinentes para levantar cualquier duda sobre el funcionamiento de la JEP y las demás instituciones del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y Garantía de no Repetición.

A pesar de esta situación creemos en la importancia de seguir trabajando desde las organizaciones de la sociedad civil y las Agencias de Cooperación en el fortalecimiento de la legitimidad de la JEP, para que obtenga la confianza suficiente por parte de la ciudadanía y las víctimas de que será un tribunal que contribuirá a cerrar las heridas dejadas por este largo conflicto armado y aportará para la consecución de una paz estable y duradera.

Leer más...
Relatoría taller: Conductas Adictivas

Relatoría taller: Conductas Adictivas

Como acordamos con nuestra comunidad de tratar temas que fueran de su interés personal y familiar, hemos iniciado con el taller de  conductas adictivas, taller que ya fue realizado en las ciudades de Santa Marta, Medellín, Cali y Bogotá.

conductas_adictivas

El consumo de psicoactivos, es uno de los temas elegidos por nuestros destinatarios entre otros de igual importancia, y la decisión de iniciar con él este ciclo de talleres regionales, obedece en gran medida a la observación sobre el impacto que está trayendo a nuestras vidas y familias  en general. Conocemos por los medios de comunicación, por las conversaciones cotidianas con familiares y amigos, en los entornos escolares y universitarios, en las calles,  en el ámbito laboral, sobre la gravedad del tema y ha sido esta una gran oportunidad de abordarlo, conocerlo y trabajarlo.

Al pensar en el tema no podía menos que hacerlo desde una mirada minuciosa y analítica, por ello se amplió el trabajo para conocer sobre las adicciones de consumo (SPA, adicción a la comida) y adiciones de conducta (TICS, juego, trabajo, relaciones, religión).

IMG 9408

En cada una de las ciudades, con su color y sabor propio, se desarrolló con entusiasmo, fuerza, interés, entrega  y gratitud. Se trabajó con una metodología lúdica, dinámica, participativa y simbólica, que contribuyen al refuerzo del conocimiento adquirido. En el transcurso del trabajo disfrutamos de  los rostros y cuerpos dispuestos a la tarea, las preguntas, aportes, risas, momentos de silencio, análisis, momentos llenos de emoción que  enriquecieron cada espacio diseñado para la construcción de saberes.

cali

Aparecen nuevas miradas y sensaciones respecto al tema, que esperamos sean abordadas en el documento que se está gestando a partir de los encuentros, de sus aportes y de varios interrogantes.

Cada ciudad cuenta con asesoramiento psicoterapéutico, por lo que no está demás recodarles que también en este espacio pueden encontrar orientación sobre los cuestionamientos que pueda haber dejado el trabajo realizado.

IMG 9470

El equipo de trabajo para concretar esta actividad se conformó con las psicólogas de Medellín: Laura Molina Díaz, Cali: Mónica Mondragón Rojas, Valledupar: Evilde La Hoz y la coordinadora del área de crecimiento personal. Total  agradecimiento a mis compañeras por su dinamismo, entusiasmo y compromiso para su realización.

mede

A nuestros y nuestras destinatarias gracias por su valor y empeño en que sigamos de la mano construyendo estos espacios de aprendizaje, respeto, unión familiar e institucional. Gracias a cada persona en las ciudades que participo de la coordinación y realización del taller.

IMG 9550

Gracias a mis compañeras del equipo FASOL, que acompañaron y apoyaron esta labor.


Luz Fabiola Gallo Parra

Coordinadora Área Crecimiento Personal

Leer más...
En Colombia la justicia está en peligro

En Colombia la justicia está en peligro

Investigaciones a costa de la propia vida y la familia

18.11.2016

Por Anne Schneiderhan

Lejos de los tratados de paz en la Habana, jueces y fiscales colombianos arriesgan con su trabajo sus vidas y las de sus familiares. Anne Schneiderhan visitó la organización humanitaria que se encarga de estos juristas.

El Presidente Juan Manuel Santos recibirá el Premio Nobel de la Paz de este año por sus esfuerzos por conseguir la paz en Colombia. Pese a que a comienzos de octubre del 2016 el Tratado de Paz con el grupo guerrillero las FARC fue rechazado por la población con una ligera mayoría, las negociaciones no se cesarán. Aún hay esperanza de que llegue el fin de una guerra civil prolongada por más de 50 años. El cierre de paz entre el gobierno y las FARC es el paso correcto y además importante.

Sin embargo, indiscutiblemente no es la solución perfecta para los problemas del país. Los jueces y los fiscales se ven obligados a enfrentarse con frecuencia en su labor cotidiana contra la corrupción, la intimidación y las amenazas. Sobre todo en el campo, la justicia se encuentra sin protección y a la merced de las maquinaciones de bandas criminales.

En el año 2015 hubo un total de 65 actos registrados de violencia dirigida directamente a jueces o a fiscales. La organización no gubernamental FASOL (Fondo de Solidaridad con los Jueces colombianos) es la única organización que se encarga de manera deliberada de las víctimas de esta violencia que va en contra de la justicia. Durante mi visita en las oficinas en el centro de la capital, Bogotá, fui cordialmente recibida por el director Carlos Ojeda. Él y Julián Salazar, el consejero jurídico, me explicaron la historia de la ONG, así como los problemas ante los que se están enfrentando en la actualidad. En particular, la trágica historia de una fiscal del departamento del Valle del Cauca fue impresionante.

Frecuentes asesinatos por bandas criminales

La fiscal, que por motivos de seguridad debe permanecer anónima, entabló investigaciones contra 30 miembros de una banda armada que eran conocida por pertenecer al Clan Úsuga; muy presente y temido en toda Colombia. Gracias a los esfuerzos de La fiscal, ocho personas fueron detenidas. Al principio fue celebrada por sus superiores como una indagadora ejemplar. Pero cuando ella recibió amenazas de muerte en contra de sí misma y de su familia, y por consiguiente pidió protección personal a las autoridades competentes, la gente comenzó a distanciarse pronto de ella.

Aún antes de que la solicitud de protección personal fuese tramitada, los criminales ya habían matado a tiros a dos de sus hermanos. Poco después su madre apenas se salvó de otro intento de asesinato. La fiscal y 15 de sus parientes tuvieron que abandonar su pueblo por miedo a perder sus vidas. Desde hace tres años viven en clandestinidad, desplazados de su hogar y aún siguen siendo amenazados. Apenas hace pocos meses dos miembros de su familia regresaron cerca a su pueblo natal. Solo por un golpe de suerte se pudo prevenir que los asesinaran.

A la vehemente fiscal le afecta muy duro el que no pueda continuar ejerciendo su carrera y sufre de una depresión severa. No recibe apoyo alguno por parte del estado. FASOL es el único lugar de donde ella recibe ayuda alguna. Ahora todos están a la espera de que ella y su familia reciban asilo político en el exterior, siendo esto su único escape por el momento. 

“La forma de la violencia a evolucionado”

Esta historia no es un caso particular. FASOL asiste, entre otros, a un juez que tuvo que desaparecer por recibir amenazas de muerte. Bien es verdad que los asesinatos en contra de jueces y fiscales disminuyó en los últimos años. Entre 1989 y 2013 hubo un total de 300 asesinatos, pero en el 2014 fueron aún unos siete y en el 2015 solo uno. Por el contrario, las amenazas de violencia aumentaron drásticamente.

“La forma de violencia a evolucionado”, explica Ojeda y expone, casi sínico: “antes, un juez era asesinado de una y el asunto quedaba concluido. Ahora se les amenaza con que le va a pasar algo malo a sus familiares”. En las estadísticas solo aparecen las muertes de los mismos funcionarios públicos. Las amenazas contra los parientes es, sin embargo, un medio efectivo para intimidar a la justicia.

Además, esta clase de amenaza es más difícil de restringir. Está dirigida a un circulo de personas más grande y es más difícil de proteger. No en todos los casos termina con la renuncia del cargo de la persona en mira, sino que se puede prolongar por un tiempo indefinido, intimidando así a familias enteras. Sobre todo bandas criminales que no pertenecen a ninguna guerrilla política, sino que solo buscan un beneficio de carácter económico, se aprovechan del desamparo de la justicia en las áreas rurales, para así imponer su dominio.

La protección por parte del estado no es suficiente – o ni siquiera efectiva

El Estado, como empleador casi ni ofrece ayuda en esta clase de casos. Lo único que puede hacer un juez o un fiscal que recibe amenazas de muerte, es hacer una petición para recibir protección personal. Sin embargo, según Ojeda, el trámite de estas solicitudes tarda unas dos semanas. Muy largo tiempo si se encuentra bajo una amenaza inminente.

Encima de todo, a menudo los recursos solo alcanzan para medidas insuficientes de protección. Por ejemplo, un grupo de cinco jueces de un área rural recibió sólo un vehículo con vidrios blindados. No fueron protegidos en sus viviendas. Un pariente de uno de los jueces fue asesinado en su propio hogar. Así mismo, el proceso de aprobación es confuso y no verificable por personas ajenas al asunto. De esta manera, los funcionarios públicos son totalmente dependientes de la voluntad de las autoridades competentes.

FASOL ofrece apoyo durante este proceso, pero a su vez tiene a menudo las manos atadas. Si el desaparecer es la única salida, la organización ayuda con el traslado. Además ellos ofrecen apoyo financiero para las familias de las víctimas.

Más que sólo una ayuda financiera

Esta fue la preocupación principal de la organización en su inauguración en el año 1992. Sobre todo, los niños de los jueces asesinados deben tener la oportunidad de recibir una buena educación y en lo posible estudiar en una universidad. Cuando se comprobó que las víctimas y sus familiares estaban con frecuencia severamente traumatizados por estas experiencias, se amplió la oferta de una asistencia psicológica.

Hoy en día FASOL ofrece además de apoyo material, asesoría jurídica y ayuda concreta, ya sea con la solicitud de protección personal o con los trámites de asilo. En el futuro se fijará el foco en las medidas preventivas. Se debe concientizar a los jueces y a los fiscales de los peligros, sobre todo a quienes se encuentran en las regiones afectadas. Además se les debe informar de las ofertas de ayuda ya existentes.

El deseo de Carlos Ojeda es que algún día FASOL ya no tenga que dar más de sí. Pero él suena más triste que optimista. Él no cree que la situación llegue a cambiar con el cierre del Tratado de Paz, ya que tanto en este tratado, como en los diálogos políticos actuales no se discuten los graves problemas de la justicia. A lo mejor esto cambie cuando las negociaciones de paz culminen. 

Esta historia no es un caso particular. FASOL asiste, entre otros, a un juez que tuvo que desaparecer por recibir amenazas de muerte. Bien es verdad que los asesinatos en contra de jueces y fiscales disminuyó en los últimos años. Entre 1989 y 2013 hubo un total de 300 asesinatos, pero en el 2014 fueron aun unos siete y en el 2015 solo uno. Por el contrario, las amenazas de violencia aumentaron drásticamente.

“La forma de violencia a evolucionado”, explica Ojeda y expone, casi sínico: “antes, un juez era asesinado de una y el asunto quedaba concluido. Ahora se les amenaza con que le va a pasar algo malo a sus familiares”. En las estadísticas solo aparecen las muertes de los mismos funcionarios públicos. Las amenazas contra los parientes es sin embargo un medio efectivo para intimidar a la justicia.

Además, esta clase de amenaza es más difícil de restringir. Está dirigida a un circulo de personas más grande y es más difícil de proteger. No en todos los casos termina con la renuncia del cargo de la persona en mira, sino que se puede prolongar por un tiempo indefinido, intimidando así a familias enteras. Sobre todo bandas criminales que no pertenecen a ninguna guerrilla política, sino que solo buscan un beneficio de carácter económico, se aprovechan del desamparo de la justicia en las áreas rurales, para así imponer su dominio.

____________________________________________

Traducido por: David Yañez

Artículo original: 
http://www.lto.de/recht/hintergruende/h/kolumbien-justiz-bedroht-fasol-richter-staatsanwaltschaft/

Leer más...
Encuentro: Desafíos de la Rama Judicial en el escenario de pos-acuerdo

Encuentro: Desafíos de la Rama Judicial en el escenario de pos-acuerdo

El próximo 24 de febrero de 2017 el Fondo de Solidaridad con los Jueces Colombianos (FASOL), junto con Abogados sin fronteras Canadá (ASFC), convocará a miembros de la Rama Judicial colombiana y a familias de funcionarios asesinados en el marco del conflicto armado a un encuentro destinado a analizar y reflexionar sobre la situación actual de la administración de justicia y aportar herramientas que contribuyan a la lucha contra la impunidad de graves violaciones a los derechos humanos.

El objetivo principal es ofrecer herramientas y conocimientos a los operadores jurídicos y las víctimas de graves violaciones a los derechos humanos que contribuyan a la lucha contra la
impunidad y la satisfacción de los derechos a la verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición.

Para asistir se debe realizar una pre-inscripción haciendo clic aquí ya que el cupo es limitado y al correo registrado le llegará la confirmación de su cupo.

En el primer panel, víctimas destinatarias de la Corporación presentarán un análisis acerca de los principales obstáculos y barreras que han encontrado a la hora de acceder a la justicia, de acuerdo a su experiencia como titulares a los derechos a la justicia, verdad, reparación y garantía de no repetición.

En el segundo panel, se articularán FASOL y ASFC para presentar un análisis acerca de la situación actual de la justicia, partiendo de las observaciones realizadas en el marco del proyecto Observatorios Regionales para la Protección y Prevención de la Justicia contenidas en el informe de conclusiones parciales sobre el estado de la justicia en las regiones.

Conjuntamente ASFC presentará el informe “Estudio de casos a luz de principio de complementariedad del Estatuto de Roma. Mecanismos de impunidad en la justicia colombiana.

Para información específica, por favor comunicarse al 245 0228 con el Coordinador del área jurídica o escribir al email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Leer más...

Comunicado del Director de Fasol: Carlos Ojeda

Bogotá 03 de agosto de 2016

Destinatarios (as)

FASOL.

Queridos destinatarios (as) a nivel nacional, reciban este mensaje de la manera más fraterna y cariñosa.

Si pensamos en la lógica de uso de un puente, se podría decir que es una estructura que se utiliza para superar un obstáculo o condiciones del entorno que nos permiten seguir avanzando. Así fue denominado nuestro proyecto: “Proyecto Puente” que se desarrolló del 1 de agosto del 2015 al 31 de julio del 2016; y precisamente fue una estructura metodológica que nos permitió seguir avanzando en el maravilloso recorrido que ha tenido Fasol por algo más de 25 años. Tuvimos que detenernos y analizar nuestras condiciones y saber que era imposible continuar de la misma manera sin evitar una caída de la cual hubiera sido muy difícil reponernos. Pero claro diseñar un puente no es tarea fácil y mucho menos con la premura del tiempo y el riesgo al que estábamos sometidos por quedarnos sin camino para recorrer; este es el momento de agradecer, evaluar y corregir este proceso tan interesante; de buscar nuevas alternativas y alimentar nuestro proyecto con ideas renovadoras.

Fue un año lleno de compromisos muy importantes para Fasol.

Contamos con una nueva sede totalmente renovada, aunque es innegable que por momentos extrañamos la calidez y los miles de recuerdos que se fueron llenando de amor y gratitud en un lugar que nos acogió a todos, estos cambios son necesarios para renovar, buscando siempre las mejores garantías para ustedes como destinatarios y los que hacen parte del equipo de trabajo. Sea la oportunidad para invitarlos a que conozcan este nuevo espacio y empecemos a construir más recuerdos llenos de esperanza y alegría en este nuevo hogar con el que cuentan.

Poder visitar todas las regionales y socializar con ustedes los cambios que representa nuestro nuevo proyecto fue una tarea ardua pero satisfactoria, creemos firmemente que la claridad en la información y el seguimiento nos fortalece cada día, es por eso que quiero agradecer su disposición para oír, debatir, cuestionar, proponer y participar activamente de estos espacios. Para Fasol su voz siempre va a ser un elemento fundamental para la construcción de las propuestas de trabajo, por eso también ampliamos su participación en los espacios de decisión más importantes de la Corporación, como lo son la Junta Directiva y la Asamblea General – con una importante inclusión de los jóvenes para que de ahora en adelante se conviertan en agentes dinamizadores en sus regiones y así generar propuestas diferenciales de participación activa para alrededor de 65 destinatarios que están llamados a convertirse en el futuro de Fasol. Los niños aunque en un número de integrantes bastante menor, serán parte fundamental de nuestra atención integral y formación, ellos con su ternura y sensibilidad, son la principal motivación para sanar y reconstruir el tejido familiar.

Nuestra línea de prevención de violencia contra funcionarios y empleados del Poder Judicial tuvo excelentes resultados en su primera fase, podemos contar con alrededor de 90 operadores de la justicia en 5 departamentos que están articulados a nuestro trabajo, este nuevo enfoque de trabajo espera poder brindar una atención antes de que los hechos puedan trascender a asesinatos, desapariciones o atentados, busca salvar la vida de personas que por su convicción en la justicia están en un nivel muy alto de riesgo, así como lo estuvieron muchos de nuestros familiares y que tal vez no contaron con una mano solidaria en ese momento. Esperamos que más destinatarios de las regiones puedan integrarse a este trabajo y ayudemos a visibilizar la situación tan grave que viven funcionarios y empleados de la justicia.

Me comprometo a entregarles pronto un informe concreto de la gestión de Fasol en este año, los esfuerzos de la Junta Directiva, el equipo de trabajo y de ustedes como destinatarios que siempre apoyan nuestros objetivos. Todos los avances que hemos construido conjuntamente en Fasol me enorgullecen porque están enfocados a brindar una mejor atención y solución efectiva a las víctimas de violencia que esperamos algún día cesen definitivamente.

Al equipo de trabajo no me resta más que agradecerles y motivarlos para seguir siendo los abanderados de esta labor tan valiosa que Fasol ha forjado durante 25 años y continuar la siembra de la solidaridad y la esperanza en corazones que han sido afectados por los violentos. Ahora más que nunca tenemos que perseverar en la construcción del país que soñamos.

El próximo proyecto trienal es un reto muy grande, por eso les pido de la manera más respetuosa, que cada uno de los que integra Fasol tome unos minutos de su vida y reflexione, haga una evaluación muy personal y se comprometa cada día aún más a compartir sus conocimientos y entregar el mayor esfuerzo a Fasol; este no es un trabajo... es una vocación que tiene recompensas mucho más satisfactorias y eso lo hemos podido sentir, al ver como los ojos nublados por la desesperación y el dolor de las víctimas que continúan llegando, se van despejando cada vez que podemos compartir con ellos...

De nuevo mil gracias, espero poder corregir las fallas al máximo y continuar con la pasión y cariño que representa esta gran responsabilidad y este maravilloso camino en pro de las víctimas y la justicia.

Con todo mi cariño, respeto y admiración.


firma carlos


Carlos Ojeda Sierra
Director Ejecutivo Fasol.

Leer más...
Conversatorio: ¿Habrá paz con impunidad?

Conversatorio: ¿Habrá paz con impunidad?

Los invitamos muy especialmente al conversatorio organizado por el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación el día 28 de Abril de 2016 a las 5:30 PM y convocado por el Colectivo de abogados y Fasol, donde tendremos la participación de Alirio Uribe - Representante de la Cámara, Jomary Ortegón - Presidenta del CAJAR, Carlos Moreno - Juez de la República, Amalia Low - Hija de Enrique Low y el Exfiscal de la Nación Mario Iguarán.

Contaremos con la presentación de la Coral Didascalia con su gran estreno "Epitafios del Quijote, Sancho Panza y Dulcinea" con música de la época de Cervantes.

La entrada es libre.

Los esperamos!

quique low2

Leer más...
Fortaleciendo la justicia para el posconflicto

Fortaleciendo la justicia para el posconflicto

En el escenario de un posconflicto muchas de las zonas rurales y semirurales (municipios)  donde imperaba la ley de actores al margen de la ley van a ser ocupadas por el Estado, lo que implica necesariamente un fortalecimiento institucional para abarcar estos espacios donde estaba completamente ausente. Lo que sugiere de inmediato un trabajo fuerte de ingeniera estatal para procurar llevar todas sus instituciones a estos municipios - y no solo instituciones - sino también cobertura en servicios básicos como salud, agua potable y educación. Ahora bien, un aspecto de vital importancia en el fortalecimiento institucional es la administración de justicia, un estudio de Mauricio García Villegas (2008) revela que la tercera parte de los jueces municipales del país se encuentran en zonas de conflicto armado, esto sugiere que muchos de ellos pueden estar proclives a ataques, hostigamientos o amenazas de bandas criminales que les impidan desempeñar su labor judicial.
 
Más allá de esto, muy seguramente en el posconflicto aumentará la demanda de justicia por parte de los ciudadanos en estas zonas rurales, que han vivido en un continuo régimen de intimidación y que por fin han decidido denunciar a sus victimarios antes los jueces. Esto implica que tanto el acceso a la justicia como su administración se deben fortalecer y allí es donde el estado debe jugar un papel preponderante. Respecto del acceso a la justicia, se debe ampliar la cobertura de despachos a lo largo y ancho de los municipios del país, en donde todos y cada uno de los habitantes de las regiones pueda tener acceso a la justicia, y si estos despachos se encuentran en zonas con población afrodescediente, palanquera o indígena se debe brindar la atención bajo el precepto de un  enfoque diferencial. Procurar eliminar todas esa trabas procesales que no le permite a la gente del común acercase al aparato de administración de justicia, tener formatos únicos para ciertos procesos que le permitan a los ciudadanos expresar sus pretensiones y tener en cada despacho funcionarios que le provean asesoría a las personas que pretenden interponer una demanda o denuncia; factores que probablemente puedan fomentar el acceso a la justicia.

En lo que atañe a la administración de justicia, los despachos deben contar con un equipo técnico y humano que permita cubrir con celeridad y eficacia las demandas de justicia.  Contar con instalaciones adecuadas, bien distribuidas y con un puesto de trabajo para cada funcionario del despacho, así como personal suficiente y calificado. También,  se deben suplir las  herramientas informáticas (hardware y software) necesarias  para procesar  todos los casos.  Y desde mi punto de vista lo más importante, la seguridad con la que deben contar estos funcionarios, brindarles un esquema de  seguridad suficiente de tal forma que puedan realizar sus investigaciones y juicios de una forma imparcial, sin temor y con toda la convicción que están administrando justicia bajo el imperio de la ley. Muy seguramente, de la seguridad dependerá que la independencia judicial no se vea socavada y la gran mayoría de los casos puedan llegar a una sentencia.

Entonces… ¿Cómo se logra ésto? El fortalecimiento de la justicia debe ir de abajo hacia arriba, respetando el enfoque local o regional que se le quiere dar a la implementación de los acuerdos. En donde se debe destinar una partida de gasto, ya sea del fondo para el posconflicto o de recursos nacionales, especialmente dirigida a fortalecer a los despachos judiciales en los municipios, dinero que canalizado con absoluta transparencia y eficacia, evaluando los resultados -que por demás deben ser positivos- al inyectar este dinero a la administración de justicia. Si se piensa un fortalecimiento institucional se debe empezar por el fortalecimiento de la justicia y su rol de gran importancia que sostendrá en el desarrollo de un posconflicto, ya que muy seguramente si el habitante de estas zonas observa que la justicia funciona y lo hace de manera rápida y efectiva, poco a poco irá retornando su confianza en el Estado. 

Leer más...
Un nuevo amanecer

Un nuevo amanecer

En el sepelio de nueve víctimas a manos de las fuerzas revolucionarias de Colombia, (FARC) en una mañana soleada, el panorama era lúgubre para todos los deudos de la rama judicial… desfilamos por las calles de la capital, con los cuerpos de... Esposos, madres, hijos, padres hermanos y demás familiares. El desconcierto, la desolación, y la impotencia de no entender por un instante... Por qué esta guerra infame por décadas sin resolver; llega a mí como una ave rampante y en silencio, destruyendo mi existir, dejando en este acelerado viaje a mi familia por restituir.

En la velación mi hijo de nueve años, me suplica: ¡sáquenme de aquí no soporto más! palabras que laceran mi alma...Todo es confusión, el tráfico se paraliza, banderas a media asta, cadenas radiales y televisivas que traspasan las fronteras con el cúmulo de noticia a desbordar; Colombia gime; hecho Nacional: ATAQUE A LA RAMA JUDICIAL QUE ENTURBIA EL PROCESO DE PAZ.

Entre carros fúnebres, sirenas y demás, el caudal de gente está por desbordar, el dolor de patria se entrelaza al ardor y con sentimiento hondea la bandera.

Entre toda esta revolución, de su pecho agitado... sale una voz cálida: Señora tome esta nota, allí está Fasol, Yo soy Antonio Suarez. No era extraño para mí, El presidente de ASONAL Judicial en ese entonces y sin perder la razón tomo esta dirección; ¿y qué será?

Ahora con toda calma puedo responder: El surtidor de agua en el desierto, el puerto de los náufragos, el timonel de aquella barca a la deriva…

Por Misericordia de Dios, la solidaridad de tierras lejanas cobija las márgenes del extenso territorio ubicado en los Andes Suramericanos bañado en sangre, mi Colombia. Y aquellas filas encaminadas en la desesperanza no se tornan reticentes y vemos al renacer de un nuevo día.

El duelo algo se asimila...Y que bendición; becas para los hijos, su estudio no se ha de perder.

Esta nueva familia, valerosa y coherente en su hacer y actuar; nos direccionan mostrándonos la vida como un inmenso laberinto, donde con facilidad me puedo perder...Aquí la Psicología entra a resolver terapia familiar o personal, si es el caso a dirimir. Taller de jóvenes, niños y adultos. Acompañamiento familiar.

En esencia, es esta loable misión se entrelaza con aquellos corazones generosos, solidarios, crédulos del dolor de quienes imparten justicia, aún con el lastre y descrédito de nuestra Nación.

Gratitud familiar con sello indeleble para Fasol, que solo Dios hecho amor entiende, esta decisión de los jueces Alemanes... Donde volvemos a ver el sol poniente creyendo que hay esperanza para nuestro compungido corazón.

Leer más...
Los colombianos: ¡A vivir en paz!

Los colombianos: ¡A vivir en paz!

El conflicto armado colombiano ha sido una lucha de larga duración, y bastante complejo gracias a los múltiples actores y relaciones que convergen en él. Esto hace que tanto las generaciones de comienzos y mediados de siglo pasado como las de comienzo de este siglo no comprendamos qué es vivir en paz. Y aunque creemos vivir en un estado de aparente calma y paz, el país se encuentra convulsionado por una guerra que ha dejado millones de víctimas y otro tanto de ciudadanos desplazados, en donde las zonas rurales se han transformado en un campo de enfrentamiento entre los diversos agentes de este conflicto.

Sin embargo, nos encontramos en un momento de la historia donde es posible revertir esta situación, quizás este proceso de construcción de paz nos lleve más de diez o veinte años, pero es la oportunidad para que nuestras generaciones futuras pueden sentir, vivir y disfrutar una sociedad en paz. Entonces... ¿Qué es vivir en paz?, entiendo la paz desde un enfoque positivo como el proceso de realización de la justicia en los diferentes niveles de la relación humana. Es un concepto dinámico que nos lleva a aflorar, afrontar y resolver los conflictos de forma no violenta, y cuyo fin es conseguir la armonía de la persona consigo misma, con la naturaleza y con las demás personas; en donde debemos implementar una cultura por la paz que se concentre en el yo pasando por el grupo, la comunidad hasta el entorno, incidiendo favorablemente en cada uno de estas esferas en la que podemos interactuar. Así, que esta cultura por la paz evidentemente debe empezar desde nosotros y poco a poco irradiarse hacia afuera, con nuestra familia, con nuestro grupo de trabajo, con nuestros compañeros y con la sociedad en general.

Este es el chance que tenemos de vivir en una sociedad en paz, de experimentar un valor y una cultura de la cual hemos carecido desde hace bastante tiempo. Es más, cabría la pregunta si Colombia en algún momento de su historia ha tenido tan siquiera un lapso de paz en donde se procuren resolver los conflictos de manera pacífica y no violenta. Hecho que hace aún más atractivo este cambio, ya que nos adentraremos en un panorama, en un paisaje que jamás hemos explorado: observar la sociedad colombiana desde la lupa de la paz, de una sociedad sin conflicto, respetando las diferencias y modificando condiciones estructurales que permitan una mejor convivencia.

Pero esta oportunidad, y quizás la última que tengamos, requiere del compromiso de cada uno de nosotros, niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos seamos participes de esta construcción, a lo mejor ya no sea para nuestro goce y disfrute actual sino para que nuestros hijos y su generación venidera puedan decir: ¡sabemos qué es vivir en paz!.

Leer más...

Formulario Consultorio jurídico

cabecero

El consultorio jurídico virtual ha sido creado para resolver dudas o situaciones donde el coordinador del área hará la investigación necesaria para guiar de la manejor manera su duda.

Podrán realizar consultas a nuestro abogado sobre sus procesos y temas sobre derechos de humanos, justicia transicional, reparación de víctimas, ley de víctimas y restitución de tierras.

Para ser apto para la asesoría debe ser empleado o funcionario de la Rama Judicial o Fiscalía; otra opción es ser familiar directo de alguno de los anteriores. De lo contrario no será tenido en cuenta ya que no haría parte de nuestra misión.

El tiempo de respuesta varía según lo consultado, ya que muchas veces se tendrá que hacer una investigación previa y la respuesta llegará vía email o el abogado los contactará por teléfono.

Esperamos que esta herramienta sea de su beneficio.

Aclaramos que NO SOMOS LA FISCALÍA ni tenemos nexos con esa institución.

Leer más...