17 marzo 2021

La salud mental en tiempos de pandemia

Desde hace un año estamos viviendo circunstancias especiales debido a la pandemia por el COVID-19 y las medidas que se han tomado para hacerle frente, en esta situación de emergencia se han evidenciado alteraciones a nivel emocional y físico, debido a la continuidad de la crisis sanitaria, económica, laboral y social que se ha extendido en el tiempo ya que el estrés es acumulativo.

Ante esta situación de emergencia se han podido presentar respuestas emocionales adaptativas (me adapto a la situación actual y me protejo) y desadaptativas (que pueden afectar la estabilidad emocional y ponerme en peligro por no tomar medidas de autoprotección).

Si contamos con recursos propios de afrontamiento, ¿por qué es posible que se presenten crisis emocionales en este tiempo de pandemia?

La cotidianidad se ha roto, ha cambiado debido al aislamiento, medidas como el trabajo en casa, el estudio de los hijos e hijas desde la virtualidad y en casa, la sobrecarga de trabajo en casa; la pérdida del encuentro con el otro, con su cercanía; la restricción para participar en eventos sociales; rondan el temor, la ansiedad y zozobra por el futuro en la salud, en la seguridad laboral y una economía de éxito.

La ruptura de lo que nos era cotidiano y las circunstancias que hemos vivido o que sabemos que personas cercanas han tenido que vivir se han traducido en sentimientos de inseguridad; es probable que la información con la que contamos en forma continua sobre el COVID-19 y los efectos que ha producido en el mundo entero, se instauran en nosotros y nos llevan al sentimiento de temor y pérdida de control, reafirmando la inseguridad e incertidumbre hacia el futuro.

El trabajo de psicología en la Corporación ha permitido evidenciar esas dificultades en los destinatarios que han consultado para lograr afrontar crisis emocionales debido a la carga laboral que aumentó estando en casa, el rompimiento de proyectos, dificultades relacionales, crisis existenciales, estados depresivos y de ansiedad.

En algunos casos familias que han padecido del COVID -19, han reconocido en su manejo tanto factores de fortaleza como de dificultad al afrontar los cambios y pérdidas que en su momento implicó mantener el reto de padecer la enfermedad o de asumir las medidas de seguridad para seguir afrontándolo.

Y es en este tiempo de temores y zozobras donde la solidaridad aún persiste victoriosa, donde las familias luchan por superar sus dificultades y continuar en unión, donde las personas revisan, analizan y se proponen como meta dar lo mejor de sí para mejorar la relación de pareja, apoyar a los hijos en sus proyectos para que sigan abrazando sus ideales y construyendo sus sueños, desplegando todos los recursos para que la economía del hogar sea favorable y permita seguir pensando en un futuro de éxito y prosperidad.

Se han abanderado cambios y transformaciones en las formas de ver las relaciones consigo mismo, con el medio ambiente, con la política, con la economía. Acciones que parecían sencillas cobran valor para aliviar las tristezas y sentimientos de soledad, pensar en el otro y la responsabilidad social es también un aspecto importante en las consideraciones actuales de una mayoría.

Es necesario fortalecer la esperanza reconociendo aspectos tan importantes del ser para saber que estamos encaminados para superar la crisis que vivimos, pero también importante no perder de vista, que acciones como la amenaza siguen rondando a los funcionarios judiciales en el ejercicio de sus labores, afectando su vida, a sus familias, su desempeño y el derecho a vivir en estado de bienestar.

No podemos dejar de lado el hecho que después de firmar los acuerdos de paz las disidencias de las Farc, sigan reclutando a nuestros hijos, niños y jóvenes para la guerra, para deshumanizarlos y volcarlos en contra de sus familias y de su país.

Porque, aunque esta pandemia nos llevó a permanecer más tiempo aislados en nuestros hogares, también nos ha llevado a ver las cosas que antes nos podrían ser indiferentes o desconocidas y que la circunstancia nos invita a reconocer, analizar y reflexionar para ser más asertivos y participativos en acciones que lleven a liberar al país de un daño infligido desde hace más de 50 años de violencia.

Luz Fabiola Gallo Parra
Coordinadora Área de Psicología

Política de cookies

Políticas de privacidad, tratamiento y protección de datos personales.

info@corpofasol.org

Teléfono: 2450228
Celular: 310 7997864

Calle 30a#6-22 of. 2602
Edificio San Martín - Bloque B

Síguenos en:

Share This

Share this post with your friends!