¿Quiénes Somos?

El Fondo de Solidaridad con los Jueces colombianos – Fasol-, es una entidad jurídica privada e independiente, de interés social, sin ánimo de lucro, con personería jurídica resolución 614 del 17 de noviembre de 1992, NIT 800187005-1 con sede en la ciudad de Bogotá D.C. con trabajo territorial en diferentes regiones a nivel nacional.

Misión

La Corporación Fondo de Solidaridad con los Jueces Colombianos -Fasol- se sustenta en el principio democrático de la independencia judicial y en el valor de la solidaridad con el fin de brindar estrategias de prevención y atención integral a los funcionarios y empleados de la Rama Judicial y Fiscalía que, por su condición de operadores de justicia y ser garantes de los derechos de la población en los territorios, afrontan graves violaciones a los Derechos Humanos; dicha atención es extensible a sus familiares como víctimas indirectas de estas acciones.

Visión

Fasol avanza en estrategias de análisis y producción de conocimiento acerca de las problemáticas y afectaciones causadas por la violencia contra el sector judicial; convirtiéndose en un referente de estos temas dentro de la red de organizaciones de derechos humanos para generar propuestas de cambios estructurales a estas realidades.

Contaremos con financiación multidonante, con alianzas institucionales consolidadas y con mayor capacidad financiera de auto sostenimiento.

Valores Institucionales

Los valores Institucionales para Fasol son los dogmas que unen a las personas participantes y pertenecientes a la Corporación y son guía para la sana convivencia y toma de decisiones adecuadas para la Corporación. A través de ellos se rige la conducta y actuar de cada participante, enmarcados dentro de una ética social que facilita el cumplimiento de los objetivos.

“En tiempos difíciles, la solidaridad puede salvarnos”. 

=

Solidaridad

=

Equidad

=

Respeto

=

Responsabilidad

=

Agradecimiento

=

Lealtad

=

Honestidad

=

Liderazgo

=

Justicia

=

Tolerancia

Historia

La violencia sistemática y generalizada de los Derechos Humanos en nuestro país es una situación que no escapa al poder Judicial Colombiano, porque este debe actuar en el contexto de una guerra que deja como saldo no solo muertos, heridos y desplazados, sino una terrible aflicción en sobrevivientes y familiares que deben afrontar el dolor de la pérdida y la indiferencia oficial.

El Fondo de Solidaridad con los Jueces Colombianos -Fasol-, nace en el año 1990 como necesidad de dar respuesta a la situación anterior. En este compromiso de solidaridad participaron, la Asociación de Jueces de Colombia -Asonal Judicial, El Centro de Investigación y Educación Popular CINEP, la Conferencia de Religiosos de Colombia CRC, con el apoyo financiero de la Asociación de Jueces Alemanes, DRB. FASOL, en su trayectoria hasta hoy expresa la solidaridad, el compromiso a fondo con las víctimas y sus familias manifiesto en los procesos de recuperación emocional, apoyo para la educación de los hijos, capacitación de los y las jefes de hogar, apoyo humanitario a miembros judiciales amenazados y a sus familias.